Desde 1903, tres generaciones dedicadas a la industria del Chocolate en Astorga

Fotografía de Lorenzo Cabezas, el chocolate en Astorga.

Lorenzo Cabezas Álvarez 1903

Fotografía de Pedro Cabezas, el chocolate en Astorga.

Pedro Cabezas Fernández 1950

Alfredo Cabezas, el chocolate en Astorga.

Alfredo Cabezas Galán 1971

Historia de Chocolates “La Cepedana”

LOS ORIGENES

Ya desde antes del Siglo XVIII venían a Astorga trabajadores de otras provincias a aprender el oficio de chocolatero por la fama que tenía Astorga en aquella época, cuando se hacía el chocolate a la piedra.
El origen de tanto artesano en Astorga se debe a que los Arrieros Maragatos que transportaban el pescado desde los puertos gallegos a Madrid, vieron en el puerto unos granos de cacao y fueron los que lo trajeron a Astorga, y aquí empezó a fabricarse artesanalmente el chocolate.

Granos de cacao de chocolate en Astorga.
Molde para hacer tabletas de chocolate en Astorga

En aquella época, un trabajador solamente producía 30 ó 40 libras de chocolate al día.
Hay que recordar que España fue pionera en la fabricación de chocolate y de aquí paso al resto de Europa, con las bodas de la Princesa Ana de Austria con Luis XIII Rey de Francia.
Por aquellos tiempos, al asistir a una reunión donde se degustaba el chocolate era un honor, ya que solamente se podía degustar en reuniones de alto nivel económico y político.

EL ABUELO LORENZO Y SU HIJO PEDRO

Allá por el año 1903, D. Lorenzo Cabezas Álvarez, de familia de labradores, un buen día, guiado por sus muchas inquietudes, decide hacer unas pruebas con un amigo que le enseña cómo se hace el chocolate. Para ello se agencia una piedra ovalada y su correspondiente rodillo.

Piedra para moler cacao y hacer el chocolate en Astorga.
Molino-de-cacao
Molino de piedra de Chocolate en Astorga

Fue el primer chocolate que se elaboró en la comarca de “La Cepeda” y de ahí viene el nombre de la marca “La Cepedana”, cuyo registro data de 1920.
Lorenzo, durante varios años siguió haciendo chocolate en Sueros de Cepeda, y sobre en torno al año 1922 se traslada a Astorga y se instala en la calle “Bajada de la Estación”, hoy llamada calle “Pedro de Castro”. Prepara su obrador con 2 máquinas básicas que eran un mezclador de rodillos de piedra llamado “GALET” y una refinadora también de rodillos de piedra movidas mecánicamente a través de unas poleas a una transmisión.

Poco a poco se fue modernizando y empieza a fabricar “BOMBONES” y “CARAMELOS”. Su hijo PEDRO se encarga de la parte comercial hasta que se tiene que ocupar del negocio a la muerte de Lorenzo en 1950. Pedro continúa la fabricación hasta que cede la industria a su hijo Alfredo con motivo de su jubilación en 1971.

LA TERCERA GENERACIÓN

Alfredo sigue desarrollando la industria y en el año 1973 compra la marca “SAN MARCOS” de VDA. DE CASIMIRO DIEZ DE LEÓN al cierre de ésta. Aquí empieza a envasar conjuntamente el chocolate con la maraca “La Cepedana”.
En el año 1983, compra la fábrica de Unión de Fabricantes de Mantecadas ubicada en la Carretera Madrid Coruña nº 350 de la Ciudad de Astorga, donde traslada la producción, tanto de chocolate, como también de mantecadas, hojaldres y confitería artesanal, ahora también con la marca “LOS MARAGATOS”.
También le compra a D. Isidoro Geijo (artesano) la marca La Vega y sus utensilios en 1978.

Tabletas antiguas de chocolate en Astorga "Chocolates La Cepedana"

HOY EN DÍA

En la actualidad, Alfredo, ya jubilado cede su industria a dos de sus trabajadores con los que ha estado muchos años, María del Carmen y Francisco, consiguiendo que la industria siga funcionando.
Por otro lado, mantiene abierta una tienda el centro de Astorga llamada la “LA CHOCOLATERÍA DE LA CEPEDANA” donde vende todo tipo de chocolates y dulces, de nuestra propia fábrica, así como, souvenirs. Aquí se puede degustar un fabuloso chocolate a la taza.